Plato Harvard, la máxima aspiración de nuestra dieta equilibrada

En el pasado, cuando hemos tenido que destacar un modelo sobre pirámide alimentaria, no había una institución u organización que marcara unas bases concretas. Aunque siempre se ha tenido como eje central la dieta mediterránea y sus productos, desde hace unos meses los especialistas en la nutrición se han puesto de acuerdo para señalar al Plato de Harvard, como el indicador más fiable. Pero, ¿Qué tiene de especial?

La principal razón es que está creado a partir de años y años de estudios de expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, así como de los editores en Publicaciones de Salud de Harvard. La base por la que llevan años estudiando en obtener una gráfica que muestre cuál es la mejor opción para tener una dieta sana, es intentar combatir con el sobrepeso y la obesidad que muchas personas sufren en los países del llamado Primer Mundo.

Y es que el Plato de Harvard se basa en seis puntos esenciales: frutas, verduras, granos integrales, proteína saludable, aceites saludables y agua. La suma de los dos primeros puntos (frutas y verduras) debe representar el 50% del total de alimentos ingeridos. Sobre qué tipo de fruta tomar, el Colegio de Médicos de Harvard no hace distinción: “Coma mucha fruta, de todos los colores”. En cuanto a las verduras, lo único a lo que hace distinción es a las patatas, que no entrarían dentro de este grupo de alimentos.

Uno de los diferenciales con lo conocido en las pirámides alimentarias del pasado es la ingesta de granos integrales. Por primera vez se hace distinción entre pan blanco y pan de cereales integrales. Este último es el que se debe consumir, mientras que el primero se pide que se limite.

En cuanto a las proteínas saludables, destaca los pescados, aves, legumbres y nueces, limitando las carnes rojas, el queso y los fiambres. En este caso los productos de Crismona entrarían en este apartado. Por lo que recuerda que nuestros productos realizados con la mejor carne de pollo, pavo y cerdo puede comerse varias veces al mes.

Por último, el agua toma mucha importancia ya que es la bebida esencial para el Plato Harvard. Así incita a tomar agua sola, con café o en té, limitando a dos porciones de leche y lácteos al día, y evitando las bebidas azucaradas.

Y tú, ¿sigues este tipo de alimentación? Recuerda que desde Crismona somos partidarios de seguir una alimentación nutritiva, a base de alimentos saludables, y todo ello con varias sesiones de deporte que ayuden a mejorar la salud y el bienestar personal.

Comparte este artículo:
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Quizás también te interese