LA IMPORTANCIA DE LA DIETA EN LA SALUD MENTAL

鈥淪omos lo que comemos鈥, dijo el fil贸sofo y antrop贸logo alem谩n Ludwig Feuerbach en 1850. Pero antes, el denominado padre de la medicina, el griego Hip贸crates, ya se hab铆a pronunciado: 鈥淪ea el alimento tu medicina y la medicina tu alimento鈥.

En la actualidad, se ha descubierto que un buen estado nutricional es de vital importancia para la salud mental. Por tanto, si la calidad nutritiva de los alimentos que ingerimos es p茅sima podr铆a contribuir al desarrollo de alguna patolog铆a como la depresi贸n.

LAS NEURONAS

El sistema nervioso central y el cerebro est谩n compuestos por billones de c茅lulas nerviosas: las neuronas. Una adecuada comunicaci贸n entre neuronas es lo que permite al cerebro trabajar en buenas condiciones. Esta comunicaci贸n se da gracias a los neurotransmisores.聽Los neurotransmisores est谩n formados por nutrientes, en especial amino谩cidos que determinan la actividad y el crecimiento.聽Algunos amino谩cidos los produce el propio organismo, pero los 鈥渁mino谩cidos esenciales鈥 s贸lo se obtienen a trav茅s de la alimentaci贸n.

ALIMENTOS BENEFICIOSOS

Frutas, verduras, legumbres, semillas, cereales enteros, frutos secos, pescados azules, grasas de calidad y como fuente de hidrataci贸n el agua en primer lugar y alguna que otra infusi贸n o taza de caf茅 sin az煤cares a帽adidos. Estos ser铆an, seg煤n la dietista y asesora nutricional Mari Carmen Ram铆rez, los alimentos beneficiosos para nuestra salud mental. Alimentos propios de la聽llamada dieta Mediterr谩nea, que adem谩s de protegernos de enfermedades cardiovasculares, c谩ncer u otras patolog铆as, nos ayuda a mantener en buen estado a nuestras neuronas.

ALIMENTOS PERJUDICIALES

El consumo de 谩cidos grasos trans, la comida r谩pida en sustituci贸n de otros alimentos m谩s nutritivos, los productos de boller铆a industrial y las dietas milagro, de las que siempre nos han alertado todos los profesionales, se relacionan con un mayor riesgo de enfermedades mentales o bajos estados de 谩nimo.

ALIMENTOS VERSUS PASTILLAS

El hospital McLean, afiliado a la Universidad de Harvard, realiz贸 un estudio sobre la relaci贸n entre la depresi贸n y los alimentos, que fue publicado el 15 de abril de 2005 en el 鈥淚ssue of Biological Psychiatry鈥. El resultado de este estudio demostr贸 que para tratar la depresi贸n ciertos alimentos son m谩s efectivos que las pastillas. Los investigadores encontraron que los 谩cidos grasos Omega-3 y los alimentos con un alto contenido de uridina son capaces de reducir los s铆ntomas de la depresi贸n en igual o incluso mayor medida que tres diferentes medicamentos antidepresivos que se usaron para el estudio. Estos nutrientes se encuentran en el pescado, las nueces y las melazas, entre otros alimentos.

CARENCIA DE NUTRIENTES

Se da la circunstancia que personas con alg煤n tipo de enfermedad mental presentan carencia de ciertos nutrientes. A saber:

脕cidos grasos poliinsaturados, contenidos en pescados y aceites de plantas. Minerales como el zinc, incluidos en carnes, granos, legumbres y leche; magnesio, comprendido en vegetales de hojas verdes, nueces o granos; hierro, presente en la carne roja o los huevos, y vitaminas como la B en l谩cteos, levadura y granos o vitaminas antioxidantes como la C y la E de las frutas y vegetales.

Seg煤n la psic贸loga Mar铆a Gonz谩lez, especialista en Obesidad y Sobrepeso, desde la comunidad cient铆fica se est谩 poniendo en cuesti贸n el alto consumo de az煤cares, harinas refinadas y gluten, predominantes en la dieta actual, debido a que estos tres elementos potencian la inflamaci贸n cr贸nica y se relacionan con problemas mentales.

Si somos lo que comemos y el alimento es nuestra medicina, comamos tambi茅n con cabeza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este art铆culo:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Quiz谩s tambi茅n te interese

C脫MO COMBATIR LA ASTENIA PRIMAVERAL

驴Tienes cansancio, apat铆a, abatimiento, tristeza injustificada, somnolencia, no te concentras, est谩s irritable, tienes cefaleas, apenas comes y la libido est谩 por los

EN CRISMONA YA VENDEMOS 芦ONLINE禄

Las nuevas tecnolog铆as est谩n transformando los h谩bitos de los consumidores, que cada vez m谩s usan el tel茅fono m贸vil y el ordenador para