DIEZ CONSEJOS PARA PROTEGERTE DEL CALOR.

 

El verano tan deseado ya está aquí, y las ganas de vacaciones, más horas de luz y más alternativas de ocio. Pero en esta época del año los días de calor intenso que pueden provocar fatiga, falta de apetito, dolor de cabeza, insomnio… Las altas temperaturas no son buenas aliadas para nuestro estado de salud, pero estos efectos negativos pueden prevenirse y aliviarse si se llevan a cabo ciertos hábitos y consejos.

Os ofrecemos algunas pautas básicas para evitar los problemas relacionados con esta estación del verano, prestando especial atención a las personas mayores, a población infantil y a personas con enfermedades crónicas, que son más vulnerables al calor.  

Se trata de diez consejos con los que prevenir sus efectos, así como disfrutar de nuestro tiempo libre sin accidentes en esta época del año:

  1. Bebe líquidos en abundancia (agua, zumos…), evitando las bebidas alcohólicas, aquellas que contengan cafeína o muy azucaradas.
  2. Haz comidas ligeras para reponer las sales perdidas por el sudor.
  3. Usa ropa ligera, no apretada y de colores claros.
  4. Si vas a viajar, descansa, lleva líquidos para hidratarte y refréscate.
  5. Nunca dejes a peques ni personas mayores en el interior de un vehículo cerrado.
  6. Si vas a exponerte al sol, utiliza protección solar adecuada y aplícala 30 minutos antes de salir de casa.
  7. Protege tus ojos con gafas de sol adecuadas.
  8. Si acudes a la playa, al pantano u otros lugares de agua, báñate en zonas vigiladas para poder solicitar ayuda de inmediato si surge algún imprevisto. Si no sabes nadar, hazlo de manera que nunca te sobrepase el agua la altura de la cintura.
  9. No dejes a un niño solo cuando esté en el agua o cerca de ella. Según los datos de la OMS, cada año entre 70 y 150 personas mueren ahogadas en piscinas, playas, ríos y embalses de España, y la mayoría de ellas son los niños.
  10. Si te arrastra la corriente en el agua: Mantén la calma. No intentes nadar en contra de la misma. Nada paralelamente a la orilla de la playa y cuando salgas de la corriente, nada hacia la orilla.

Fuente: Cruz Roja.