Cuatro recetas fáciles para hacer en casa

En Crismona, queremos compartir con vosotros unas recetas fáciles para hacer en casa, con pocos ingredientes y algunos de nuestros productos. Unas recetas sencillas, ricas y sobre todo, muy nutritivas que nos pueden ayudar a pasar el obligado confinamiento.
¡Que aproveche!

– Sándwich Club Crismona

La versión del clásico bocadillo, pero con un toque diferente que os encantará. Los ingredientes son: cuatro rebanadas de pan de molde grueso, cuatro lonchas de chóped de cerdo Crismona, dos lonchas de beicon, dos lonchas de queso (el que más te guste), medio tomate, lechuga fresca, mayonesa y un poco de mantequilla.

Como habéis visto sustituimos el pollo por el nuestro chóped, que es mucho más jugoso para este tipo de sándwich. La elaboración es sencilla; mientras se calienta el beicon en una sartén, intercalamos los pares de pan de sándwich con las lonchas de chóped de cerdo Crismona y el queso además de poner un poco de mantequilla; y las de lechuga, tomate y la mayonesa, además del beicon. Tras ello, puedes calentarlos en la plancha para darle un poco de color a tostado antes de unirlos. Tras ello, corta los panes en cuatro trozos y únelos con una brocheta.

Esta opción es ideal tanto para almorzar como para cenar. No olvides acompañarlas de unas patatas chips o fritas.

– Empanadillas Crismona al horno

Ya sea como aperitivo o como elemento de un buen plato principal, unas empanadillas son siempre un éxito. En esta ocasión os dejamos una receta con empanadillas con chóped de cerdo Crismona. Para ello necesitaremos unos 125 gramos del producto de nuestra marca, además de un huevo duro, 5 cucharadas pequeñas de tomate frito, media cebolla tierna, un huevo normal y 16 obleas de empanadillas.

En primer lugar, ponemos un cazo con agua para hervir el huevo. Con dejarlo unos ocho minutos será suficiente. Cuando dejemos reposar el huevo duro, cogemos un bol y mezclamos el chóped de cerdo a dados pequeños, el huevo, la cebolla cortada muy fina (o triturada) y el tomate frito. El relleno debe quedar compacto por lo que no debe quedar muy líquido.

Tras ello cogeremos las obleas y pondremos un poco de mezcla. Cerramos con cuidado estas para que al ponerlo al horno no se salgan. Nosotros recomendamos el cierre tradicional de las empanadillas. Este se realiza con un tenedor pequeño. Con ello logramos el cierre de ambas partes.

Por último, ponemos a precalentar el horno a 200º durante ocho minutos. En ese tiempo aprovecharemos para batir el huevo y decorar las obleas. Cuando pase este tiempo meteremos en el horno las empanadillas y las dejaremos de 15 a 20 minutos dependiendo del color que vayan cogiendo.

– Ensalada de garbanzos, hortalizas y pavo

Este tipo de ensalada es de las más rápidas de hacer. Con 5 o 10 minutos podrás preparártela sin ningún problema. Para ello necesitamos un bote de garbanzos cocidos, 100 gramos de choped de pavo Crismona, medio tomate fresco, cebolla morada al gusto, pimiento verde y maíz.

Tras escurrir los garbanzos y cortar el resto de ingredientes a trozo pequeños, presentamos en un bol al que añadiremos un poco de sal, pimienta molida y aceite de oliva virgen extra. La combinación es perfecta para cualquier tipo de comida del día. Aunque recomendamos que la toméis por las noches.

– Arroz gratinado con salchichas y huevo

Esta receta es poco conocida pero muy usada en muchas familias. Para su elaboración necesitamos: 350 gramos de arroz, medio bote de salchicas de pavo Crismona, 1 tomate maduro, 1 cebolla, 3 diente de ajo, 1 copa de vino blanco, 2 pimientos verdes, 3 huevos y un litro de caldo de pollo.

Para empezar, pelar y picar la cebolla, los pimientos, los ajos, el tomate, y trocear las salchichas en una sartén con aceite de oliva. Sofreímos todos durante unos 5 minutos hasta que se doren. Después procedemos a sazonar con sal y pimienta al gusto, y tras ello echamos el vaso de vino blanco. Durante un par de minutos se dejará reducir el alcohol a fuego medio.

Tras ello echaremos el arroz y el caldo para que se haga durante 15 minutos. Si vemos que necesita un poco más de caldo, lo agregamos, pero no puede pegarse en ningún momento. Pasado el tiempo reservamos. Mientras tanto cogemos los tres huevos y los batimos durante unos minutos hasta que estén sueltos.

El último paso es coger una fuente de horno. En ella pondremos el arroz con verduras y las salchichas Crismona, y echamos los huevos por encima cubriendo toda la mezcla. Con esto hecho ponemos la fuente en el horno, que anteriormente habremos precalentado a 220º. Con unos 10 minutos a 200º será suficiente para que el plato esté terminado. Si no lo has probado, este arroz sería un plato muy bueno para los almuerzos.