CÓMO AHORRAR EN LA CESTA DE LA COMPRA

Los precios se han disparado, la cesta de la compra sube como la espuma y los consumidores nos encomendamos a todos los santos cada vez que tenemos que ir al supermercado. No estamos exagerando, no. A los datos nos remitimos. Los precios de la alimentación registran su mayor alza en 34 años, según el último estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que desde esa fecha evalúa el coste de la cesta de la compra. El informe ha detectado una subida de un 15,2% respecto de los precios del estudio del año pasado, superando ampliamente el Índice de Precios de Consumo (IPC). El dato es el mayor de la serie histórica que realiza la OCU.

LA CULPA ES DE LA INFLACIÓN

Entonces le echamos la culpa a la inflación, que suele ser siempre la causante de nuestros males económicos. Pero, ¿qué es la inflación? En una economía de mercado, los precios de los bienes y servicios están sujetos a cambios. Unos aumentan y otros disminuyen. Existe inflación cuando se produce un incremento general de los precios, no sólo de artículos individuales, que tiene como resultado que por cada euro puedan adquirirse hoy menos bienes que ayer. O sea, la inflación reduce el valor de la moneda con el tiempo.

RECURSOS

Lo que no reduce la inflación son los recursos con los que siempre ha contado el ser humano para adaptarse a las situaciones adversas y salir incluso airoso. Hay recursos y también tácticas para comprar lo justo y evitar el despilfarro.

La pandemia ya nos puso en alerta de la que se avecinaba. Los precios subieron y lo que se pensaba que iba a ser transitorio ha resultado ser imparable. Los expertos ven nuevos cambios, por ejemplo, una polarización en el consumo y la reinvención de los productos básicos.

COMPRAR A DIARIO

Se acabó la compra de despensa, de alacena; esa que consistía en ir al supermercado y llenar carros, a veces sin ton ni son. Si queremos controlar gastos, se impone comprar a diario, siempre y cuando se tenga tiempo. Habrá que organizarse. Con esta táctica se comprará sólo lo que se vaya a consumir ese día, además de evitar acumular alimentos perecederos, y adquirir productos innecesarios que al final no vamos a consumir.

LISTA PREVIA

Una fórmula muy eficaz es elaborar una lista previa. Aunque parezca una perogrullada es uno de los consejos básicos si de verdad no queremos despilfarrar. Vamos a comprar sólo lo programado; es decir, todo aquello que está apuntado y así no caeremos en la tentación de adquirir caprichos o alimentos que en realidad no necesitamos.

DESPUÉS DE COMER

Otra táctica a tener en cuenta. Con ella vamos a ahorrar una cantidad considerable, aunque nos parezca a primera vista absurda. Si compramos con el estómago vacío, vamos a adquirir comida de forma más impulsiva, por lo que es recomendable ir al supermercado después de comer para evitar este tipo de tentaciones que incrementan el gasto.

COMPROBAR PRECIOS

Este método es muy eficiente, pero es verdad que hay que disponer de tiempo para poder realizarlo. El que algo quiere, algo le cuesta, dice el refrán y aquí está en juego el ahorro en la economía familiar.  Tenemos que ir seleccionando en qué supermercado comprar los productos frescos, los de higiene y limpieza y hacernos una lista para saber dónde acudir en cada caso.

PRODUCTOS FRESCOS

Los expertos en consumo aconsejan comprar productos frescos y evitar los precocinados que suelen ser más caros. Hacerlo por separado es mucho más económico y por supuesto saludable, pero implica tener tiempo para cocinarlos. La subida de los precios no sólo reconfigura la cesta de la compra, sino que nos obliga a cambiar nuestros hábitos de vida. Ahora vamos más veces a las tiendas y compramos menos, con lo que se ha reducido el desperdicio de alimentos. También consumimos menos pasta de dientes y menos champú, porque apuramos al máximo los envases. Como dicen los expertos, en época de vacas flacas estiramos los productos y alargamos su ciclo de vida. En tiempos de crisis no queda otra…

Comparte este artículo:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Quizás también te interese

OTOÑO, TIEMPO DE SETAS.

Estamos en otoño y comienza el tiempo de las setas, un alimento muy codiciado que ofrece numerosas posibilidades para cocinarlo. Las setas son

GRACIAS POR TU AYUDA.

La Campaña de Ayuda Humanitaria puesta en marcha por Crismona ha dado su fruto. Gracias a tu ayuda, el día 11 de octubre,