10 alimentos con los que dormir mejor por la noche

El descanso es uno de los elementos que más cuidamos en los últimos años. No dormir una serie de horas al día puede modificar nuestro carácter, e incluso no rendir como deberíamos en el trabajo. Según los especialistas, los alimentos que tomamos en la cena pueden ocasionarnos trastornos que hagan que nuestro cuerpo no descanse y duerma todo lo necesario. Pero no sólo es perjudicial el producto en sí; las cantidades que ingerimos pueden ser perjudiciales. Un buen ‘atracón’ no es recomendado, sea cual sea el alimento.

Desde Crismona queremos señalaros 10 alimentos que pueden beneficiar vuestras cenas. No sólo por el hecho de dormir mejor, si no por mantener una alimentación saludable:

  • Leche: Siempre se ha considerado que un vaso de leche caliente es recomendable contra el insomnio. El culpable de esto es el ‘triptofano’, que lo contiene este líquido, y ayuda a los neurotransmisores del ciclo del sueño.
  • Cerezas: Esta fruta, que es de las más demandadas en los meses de verano, contiene grandes cantidades de melatonina. Esta sustancia tiende a proteger el descanso del organismo, y mejora la circulación de la sangre.
  • Miel: La glucosa de este alimento hace que el cerebro disminuya la actividad neuronal. Esto sumado al sueño se convierte en el compañero perfecto para tu vaso de leche o infusiones.
  • Chocolate Negro Puro: El consumo de este ‘manjar’ para muchas personas hace que se estimula la serotonina, una sustancia que hace que el cuerpo se relajen antes de dormir. Recordar que cuanto más puro sea, mayor número de flavonoides y antioxidantes tendrán y mayor número de serotonina tendrá el cuerpo.
  • Avena: Este cereal es básico para que se produzca melatonina, elemental para conciliar el sueño. Es también muy bueno para el sistema cardiovascular. Un poco en la leche caliente, sería bueno para conciliar mejor el sueño.
  • Plátano: Tomar esta fruta hace que los índices de melatonina y serotonina se disparen en tu cuerpo. Además de esto, el alto nivel de magnesio y potasio, que relajan los músculos y el sistema nervioso, hacen que sea un gran postre para la cena.
  • Carne de pavo: Al ser baja en grasas y tener un alto porcentaje de triptófano, son las proteínas ideales para consumir por la noche. El Chópped de pavo Crismona puede ser un ejemplo a seguir para la última comida del día
  • Pan integral, arroz y pasta: La combinación de estos (de forma moderada) con las proteínas hacen que aumenten los niveles de triptófano. Elemento beneficioso para que el descanso sea mejor en nuestro cuerpo.
  • Nueces y almendras: Unos 50 gramos de estos frutos son básicos para lograr aumentar las horas de sueño por el alto contenido en triptófanos y magnesio. Además disponen de ácidos grasos poliinsaturados, que disminuye la posibilidad de insomnio.
  • Infusión de hierbas: Son muchas las opciones: manzanilla, melisa, lavanda, pasiflora, tila o limón tienen propiedades relajantes y sedantes que regulan el cuerpo para que pueda descansar de mejor manera.